.


[ reproducción ]       

Si tienes el interés de reproducir tus goldfish será necesario tomar en cuenta que estos peces son seres vivos, los cuales deberán ser tratados dignamente, proporcionándoles los cuidados que requieran. El criar alevines es una tarea que lleva tiempo y cuesta dinero. También se requiere de un acuario adicional, puesto que no se pueden criar alevines en el acuario de los padres. Así que si no tienes tiempo, un acuario adicional, y no sabes que hacer con los alevines en un futuro próximo, mi consejo es sencillo: lo mejor tanto para los peces como para uno mismo será el no inducir la reproducción.

Otro punto que es importante aclarar es que existen granjas de goldfish en todo el mundo, las cuales venden ejemplares de buena calidad a precios muy módicos, lo cual no da lugar a que las tiendas de acuarios estén dispuestas a comprar los peces criados por un aficionado. En el mejor de los casos querrán los peces como alimento para otros peces, y aun en ese caso, es poco probable que quieran pagar por ellos.

Esta sección esta comprendida por varios capitulos:

1. Averiguar el sexo de tus peces
2. Selección de los padres
3. Acuarios y accesorios
4. Pasos a seguir antes del cortejo
5. Reproducción
6. Desarrollo de los huevos y nacimiento
7. Cuidado de la cría
8. Desove manual (para expertos únicamente)
9. Archivo fotográfico sobre el cortejo y los alevines








1. Averiguar el sexo de tus peces

El determinar el sexo de tus peces cuando estos tienen menos de un año de edad no es tarea fácil. Sin embargo hay ciertos factores que nos permiten distinguir el sexo del pez, estos factores se acentúan cuando el pez alcanza la madurez sexual y esta listo para la reproducción.

Primero. Es cuando están listos para reproducirse que los machos son fácilmente identificables. Desarrollan unos puntos blancos sobre las branquias y aletas pectorales conocidos con el nombre de "tubérculos reproductores". Estos puntitos blancos tienen la apariencia de granos de sal. A partir de los 8 meses de edad se pueden detectar en los machos que están en condiciones de reproducirse.

 

Segundo. Otra forma de determinar el sexo del goldfish es por el cortejo. El macho se muestra insistente, golpeando su cabeza ligera e insistentemente contra el abdomen de la hembra. Este cortejo puede durar horas e incluso días, al final de los cuales la hembra puede quedar exhausta y estresada. Los machos pueden ser tan insistentes que pueden llegar a matar a la hembra si esta no consigue alejarse y descansar.

La persecución tiene un solo objetivo: estimular a la hembra para que suelte los huevecillos que el macho fertilizará posteriormente al rociar el esperma sobre ellos. Puede darse el caso de que dos machos o más fecunden los huevecillos.

Tercero. Machos y hembras tienen un solo orificio, el cual cumple con la función de ano y con la de aparato reproductor. La forma de dicho orificio es distinta en machos y hembras. En los machos el orificio es cóncavo hacia adentro, mientras que en la hembra es cóncavo hacia afuera.


Cuarto. Las hembras adultas de aspecto saludable suelen ser más gordas y anchas que los machos, mientras que estos últimos son más esbeltos en el área del abdomen. Se aprecia con mayor facilidad en vista superior.

   
Presiona las imagenes para agrandarlas




2. Selección de los padres

Como es de esperarse, la calidad de la cría dependerá de los padres. Se recomienda que estos tengan entre 2 y 4 años de edad. Peces más jóvenes producen huevos de menor tamaño, lo cual reducirá las probabilidades de fecundación. Los peces de mayor edad producen más huevos, los cuales con frecuencia son de mayor tamaño y más fértiles.

No se deben de mezclar variedades, es decir cruzar un padre de la variedad Telescopio, con una madre Ojos de Burbuja. Los resultados no solo pueden ser malos desde el punto de vista estético, sino también desde el punto de vista práctico. Se estarían criando peces con una mayor probabilidad de sufrir problemas de visión, salud, etc. Tampoco se deben de seleccionar padres que a pesar de ser adultos, no hayan desarrollado su crecimiento (falta de espacio o bien por una mala alimentación).



3. Acuarios y accesorios

Acuario para los padres

El tamaño del acuario para inducir la reproducción varía según: el número de peces, la variedad de Goldfish a la que pertenecen, y el tamaño de estos.

Hay tres maneras de formar los grupos de padres: en pareja, trío y múltiples. El reproducir una sola pareja es el método que menos espacio requiere. El acuario ideal debe tener al menos 30 galones de capacidad, siendo alargado y de poca altura. En ocasiones los goldfish se llegan a reproducir en acuarios de menores dimensiones, sin embargo esto no es aconsejable ya que pone en riesgo la salud e incluso la vida de la hembra. Por su seguridad, es necesario proporcionarle espacio para escapar del acoso constante del macho. En la reproducción del trío se utilizan dos machos y una hembra, y se requiere un poco más de espacio que la reproducción de una pareja. Para la mayoría de las variedades de tamaño mediano, un acuario de 30 galones es suficiente. En el tercer método conocido como múltiple, se utilizan muchos machos y hembras. No es necesario, pero se recomienda que el número de machos sea dos veces mayor al de hembras. Este método de reproducción requiere de mucho más espacio que los anteriores, y se efectúa por lo general en estanques construidos para este fin.

El método múltiple ha probado ser muy eficaz para obtener ejemplares de buena cantidad, ya que aumenta el número de cruzas, y con ello las probabilidades de obtener alevines con las características deseadas, probabilidad que disminuye cuando solo se tiene una pareja de padres.

Las variedades con una sola aleta caudal son más activas que las variedades ornamentales, por lo que el cortejo suele ser más "violento", debido a esto es recomendable proporcionarles un poco más de espacio. También influye el tamaño de los peces. Se pueden reproducir un par de Orandas de un año de edad en una acuario de 15 galones, algo que no será posible con un par de Orandas de cuatro años de edad y 9 pulgadas de largo. Todo acuario para los padres debe de tener una altura de 6 a 9 pulgadas.

Filtración recomendada: dos filtros grandes de caja, cabeza de poder o/y filtro de placa. Se extraen los filtros de caja cuando los alevines nacen.. de no trasladarse los alevines al acuario incubadora.

Acuario incubadora

Hay dos métodos para el cuidado de los huevecillos. Uno consiste en dejarlos en el Acuario para los padres (no sin antes sacar a los padres), se dejan ahí hasta el décimo día de nacidos, cuando se seleccionan y se descartan los ejemplares defectuosos. En el segundo método se sacan los huevecillos fecundados y se les traslada al Acuario incubadora. En este método se pierden algunos huevecillos que quedan adheridos a plantas, el vidrio e incluso el filtro. Los beneficios del segundo método son dos: se pueden colocar los huevecillos fecundados en varios acuarios. La razón por la cual algunos criadores los colocan en varios acuarios es que de atacar alguna enfermedad no se pierden todos los huevecillos, sino solo los que se encuentran en el acuario afectado, esto incrementa las probabilidades de supervivencia de los huevecillos y alevines. El segundo beneficio es que el agua esta más limpia, libre de la contaminación presente en el acuario de los padres, donde habrá excremento de los padres y concentraciones muy altas de esperma en descomposición. Estas dos fuentes de contaminación elevan los niveles de amonia, lo cual pone en riesgo la supervivencia de los huevecillos fecundados y los alevines.

De utilizarse uno o más acuarios incubadoras, será necesario llenarlos con agua al mismo tiempo que se llena el Acuario para los padres, de esta manera los niveles de pH, dureza y otros componentes serán similares, y no afectaran el desarrollo de los huevecillos fecundados cuando estos se trasladen al acuario incubadora.

Un acuario incubadora alargado y de poca altura de 20 galones de capacidad puede alberga entre 500 y 750 huevecillos fecundados. Todo acuario incubadora debe de tener una altura de 6 a 9 pulgadas.

Filtración recomendada: dos filtros de esponja o bien dos filtros de caja por cada acuario incubadora.



4. Pasos a seguir antes del cortejo

Se recomienda una alimentación rica en nutrientes para los padres. Padres fuertes y saludables serán más fáciles de reproducir. Las hembras soltaran más huevecillos, los machos producirán más esperma y las tasas de fertilización serán más elevadas. Asimismo los alevines crecerán fuertes y saludables, lo cual incrementará sus probabilidades de sobrevivir.

Alimentos altos en proteínas recomendados: "bloodworm", larva de insecto, camarón pequeño, etc. Por otro lado habrá que incluir proteína vegetal en la dieta del pez: espinaca, lechuga, chícharos (guisantes / arvejas).. solo por nombrar algunos.

Otro aspecto importante que no debe olvidarse, es el de introducir plantas en el acuario. Deben ser frondosas con el fin de proporcionar refugio a los huevecillos fecundados. Los protegerán de los voraces peces, quienes ni tardos ni perezosos querrán devorarlos cual si fueran alimento comercial. Algunas personas utilizan filtros de esponja en lugar de plantas, lo cual da buenos resultados.

El goldfish se reproduce con relativa facilidad en los estanques, ya que su ciclo de reproducción sigue las estaciones del año. En un acuario, donde la temperatura del agua permanece estable a lo largo del año, el goldfish no entra en "celo", ya que las estaciones del año le pasan desapercibidas. Es por ello que requiere de nuestra "ayuda". Para empezar, la temperatura del acuario deberá de disminuirse de forma gradual y a lo largo de varios días cual si fuera el inicio del otoño e invierno. Los padres deberán permanecer en un acuario a temperatura de 10 grados C por 7 semanas. Después de esto se deberá subir la temperatura gradualmente hasta los 15 grados, simulando con ello el inicio de la primavera. Un par de semanas después se debe de subir la temperatura de forma gradual hasta los 23 grados, cual si fuera el inicio del verano. Una vez hecho esto los peces deberán empezar el cortejo. En raras ocasiones los peces de un acuario se reproducen sin la intervención del dueño, es decir, sin que tengamos que regular la temperatura del agua.

Es importante hacer los cambios de temperatura de forma gradual, es decir, no subiendo / bajando más de 2 grados centígrados por día. Los cambios bruscos de temperatura son muy dañinos para los peces, pudiendo ocasionarles un shock y hasta la muerte.



5. Reproducción

Cuando los peces se encuentren listos para la reproducción, notarás que empiezan a nadar en grupos de 2 o 3. Es entonces cuando los machos empiezan a perseguir y acosar a las hembras, separándolas del resto del grupo y conduciéndolas insistentemente hacia las plantas.

El cortejo entre una pareja de orandas es captado en video por nuestro querido amigo Avasai, del Distrito Federal, México.
¿No se ve el video? presiona aqui

Es a base de este cortejo que la hembra expulsa los huevos. En seguida el macho suelta el esperma, fertilizando un número de estos. Los huevos descienden y se adhieren a las plantas y demás superficies adyacentes, donde permanecerán inmóviles hasta que maduren y nazcan los alevines. Es en la madrugada cuando se da por lo general la reproducción, repitiéndose a lo largo del día durante varios días más. Una hembra puede soltar fácilmente entre 5,000 y 10,000 huevecillos en una sola puesta, sin embargo un gran número de los huevos no serán fecundados, o bien serán devorados por los padres de no ser separados a tiempo.

Cortejo más agresivo y prolongado entre una pareja de colas de velo, captado en video por nuestro compañero del foro MANDARINA, de Lima, Perú.



6. Desarrollo de los huevos y nacimiento

Los huevos fertilizados tienen una apariencia que puede ser de un tono claro a un amarillo opaco. Los huevos no fertilizados por lo general adquieren una coloración de un blanco opaco a las 24 horas de haber sido expulsados por la hembra; eventualmente se cubren de hongos, por lo que deberán ser extraídos del acuario.


Huevos que no llegaron a ser fertilizados. Estan cubiertos por hongos.

A los 2-3 días de ser fertilizados, se pueden apreciar los ojos y el corazón latente dentro del huevecillo. Para el quinto día se empieza a mover, y se aprecia con mayor claridad la pigmentación del embrión. Entre el quinto y el séptimo día el huevo se abre y el embrión sale. Puede movilizarse mas no nadar con facilidad, por lo que pasará la mayor parte del tiempo en reposo. Pasarán dos días más antes de que empiece a nadar en busca de alimento.

Durante los siguientes días el desarrollo será notable, tal y como lo demuestra la fotografía de abajo. Nótese que el cuerpo luce translúcido ante la falta de escamas.

Un mes después de nacido el alevin, empieza a adquirir la apariencia del goldfish. El cuerpo se cubre de escamas, y las aletas empiezan a desarrollarse. Los cambios de coloración dan inicio, y continuaran durante los primeros 3 años de vida del pez.





7. Cuidado de la cría

Los primeros 12 dias de vida

En este intervalo de tiempo la cría puede vivir y crecer sin problema alguno en una acuario un poco sobrepoblado. Esto les facilita encontrar el alimento. Es necesario hacer cambios de agua diarios, así como mantener una buena filtración y aeración. El crecimiento se da en forma muy rápida. Se pueden tener hasta 500 alevines en un acuario bajo y alargado de 20 galones.

Después de los primeros 12 dias de vida

A los 12 días de que el alevin sale del huevo, se hace la primera selección de muchas, eliminándose los alevines que muestran defectos visibles: cuerpo deforme, débiles, pobre coloración (esto se aprecia en las últimas selecciones), falta de aletas, cuerpo que no corresponde al de la variedad buscada, cabeza inadecuada, entre otra docena de defectos más. Dependiendo de los padres, el número de alevines defectuosos puede ser tan bajo como de 1% y tan alto como de un 99%. En este último grupo suele haber solo uno o dos peces que cumplen con todos los parámetros de su variedad.

Como se decía, se hace la primera selección, siendo necesario repartir a los alevines restantes en uno o más acuarios si representan más del 50% de los alevines que se tenían en un principio. Es en este periodo que se recomienda mantenerlos en una densidad de 100 alevines por cada 144 pulgadas cuadradas de superficie (12" x 12"). Después de la primera selección es aconsejable hacer selecciones semanales.

Cuando los alevines alcanzan las cuatro semanas de vida, deben mantenerse en una densidad de 30 alevines por cada 144 pulgadas cuadradas de superficie. A las ocho semanas de vida se les debe mantener a la misma densidad que un goldfish adulto.

De no hacerse una selección y eliminación de los alevines defectuosos, manteniendo su número bajo a medida que crecen, las enfermedades se encargaran de hacerlo. Esto hace la diferencia entre criar ejemplares de calidad y ejemplares que tuvieron la suerte de sobrevivir.

La alimentación de los alevines

Los alevines requieren de una dieta rica y variada para crecer fuerte y saludablemente. Durante los primeros días en especial, se recomienda hervir huevo hasta endurecerlo, y darles de comer la yema previamente molida. La yema se les da ocasionalmente y en raciones pequeñas ya que puede ensuciar el agua del acuario con facilidad. Otra excelente opción son los alimentos comerciales especializados para alimentar alevines. No son fáciles de conseguir pero bien vale la pena hacer el intento.

También se les puede dar de comer hojuelas secas de vez en cuando, a este tipo de alimento se le conoce en inglés como "flakes". Se parten en pedacitos muy pequeños, de tal forma que puedan ser ingeridos por los alevines.

Algunos expertos están a favor de proporcionar alimento vivo a los alevines, ya que es una fuente excelente de proteínas; de eso no hay duda. Entre las opciones sugieren camarón de mar bebé y de gusanos de tierra muy bien molidos, de tal forma que parezcan papilla. También recomiendan Tubifex y bloodworm, los cuales se muelen también en forma de papilla.

Otra excelente opción consiste en preparar un cultivo de bacterias conocido como Infusoria. Es una opción muy usada entre los aficionados al Goldfish de habla inglesa. Su preparación es muy sencilla:

Preparación de Infusoria

Se llena tres cuartas partes de una jarra con agua previamente hervida y se deja enfriar. Una vez que este fría, se le añade una cáscara de plátano (banana), o bien de 3 a 4 hojas de lechuga (es mejor cuando las hojas están maltratadas / magulladas, de preferencia que sean las hojas exteriores). Se deja la jarra sin tapa / cubierta en un lugar asoleado fuera de la casa, ya que va a producir muy mal olor.

Durante los primeros días, el agua se va a volver turbia, y su aroma será insoportable. A los dos días de esto, el agua se va a aclarar, y aunque su olor no va a ser del todo agradable, va a tener una dulzura perceptible en el agua fácil de detectar. Pues bien, ¡he aquí la infusoria! Se puede emplear un rellenador de pavos, o bien una cuchara para introducir la infusoria en el acuario.

Si quieres darles de comer infusoria, será necesario el hacer una nueva jarra cada 2 a 3 días para que no se termine, ya que al cabo de 3 días es necesario deshacerse de ella.

extraido del libro "The Goldfish: An Owner's Guide" de Carlo DeVito

Por otro lado, están aquellos que se oponen al empleo de alimento vivo, afirmando que se corre el riesgo de introducir algún hongo o infección al acuario, lo cual puede ser de consecuencias fatales debido a las bajas defensas de los alevines.

En lo que si coinciden, es que los alevines alimentados con alimento vivo, crecerán más sanos y fuertes.

Se alimenta a los alevines de 3 a 6 veces al día durante las primeras semanas de vida. Es importante hacerlo en intervalos regulares: mañana, tarde y noche. Asimismo, al anochecer será necesario dejarles la luz encendida mientras se alimentan. Su visión es limitada y por lo mismo requieren de la luz para encontrar el alimento. A los pocos minutos de cada comida, será necesario retirar el alimento sobrante, esto para evitar que el agua se ensucie y pueda afectar más adelante la salud de los alevines.

Los alevines son muy delicados, por lo que requieren de condiciones estables y óptimas de agua y temperatura. Cambios bruscos en estos dos parámetros pueden afectar con facilidad a todos los alevines que habiten el acuario.



8. Desove manual

Es un procedimiento muy riesgoso, que puede lesionar e incluso matar a los peces, por lo cual debe ser empleado unicamente por expertos (criadores profesionales y gente con muchos años de experiencia).

Entre las ventajas de este método, es que el número de huevos fecundados es mayor, la pérdida de huevos menor ( debido a que no serán devorados por los padres) y por último, nos permite escoger el padre y a la madre sin que intervegan otros peces.

Es importante mencionar que no todos los peces sexualmente maduros son candidatos a este método.

El que tengamos un pez maduro no significa que tenga huevos ni esperma en su interior. Es necesario realizar todo un proceso con el fin de inducirlos a la reproducción. En los puntos anteriores se describió uno de los procesos más empleados y efectivos en el mundo.

Volviendo al desove manual, se debe de utilizar un recipiente pequeño. Por lo general suele ser de un litro de capacidad. Se introduce alguna planta, de tal forma que en ella se adhieran los huevos. Primero se introduce al macho, tal y como se ve en la ilustración de abajo. Al pez se le sujeta por arriba, con el pulgar y el dedo indice a ambos lados del orificio urogenital, el cual por cierto debe estar bajo el agua. Se sujeta suavemente al pez y se aprietan suavemente los costados del pez, el área entre la aleta ventral y anal. El esperma debe ser expulsado con facilidad. Se mueve el recipiente en circulos, de tal manera que el esperma se desparrame en el agua. Una vez hecho esto, se debe colocar al macho de vuelta a su acuario.. e inmediátamente sujetar a la hembra, repitiendo el mismo proceso. Se debe hacer antes de que transcurra un minuto desde que el esperma fue expulsado, de lo contrario los huevos no se fecundaran.

Una vez que los huevos son expulsados y estos se fecundan con el esperma presente en al agua, será necesario extraer los huevos y colocarlos en el acuario incubadora.

Vuelvo a recalcar: si al presionar los costados del pez, el esperma o bien los huevos no salen.. o muestran dificultad para hacerlo, se debe suspender el procedimiento de inmediato, de lo contrario se puede lastimar e incluso matar a los peces. El presionar con mayor fuerza de la necesaria puede reventar los ovarios de la hembra y provocarles lesiones fatales. Es por esta razón que solo los expertos deben llevar a cabo el desove manual.



9. Archivo fotográfico sobre el cortejo y los alevines

Hemos recibido esta magnifica colaboración por parte de Salvador Vega (Calico). En ella se puede apreciar muy claramente la reproducción del goldfish y el desarrollo de los alevines.
»»»» Presione para entrar ««««






   ¡COMPARTE TU EXPERIENCIA!
Enero 07 2003 / 22:00:31 escribe: Ariel Urriste
Hola soy de Argentina, muchas gracias por esta pagina tan completa sobre mi especie favorita. Quiero contarles y compartir como reproducía estos peces mi padre.

Primero sobrealimentaba con larva de mosquito a los reproductores, cosa que parecía alterar y excitar a estos. Cuando empezaba la persecución del macho, retiraba con sus manos muy delicadamente a la hembra del acuario y sobándole la panza vaciaba todos los huevos en una copa grande, debidamente desinfectada con azul de metileno. Luego hacia lo mismo sobre el macho, para que este liberara el esperma en la copa, los dejaba reposar por unos minutos para luego echarlos en una pecera preparada para como incubadora. luego de nacer los alevines los dejaba en la pecera 10 días y los echaba en un tanque de esos para agua potable. Les aseguro que el porcentaje de nacimientos era altísimo.

Nota: Esta sección cubre los aspectos básicos de la reproducción, sin adentrarse en temas más complejos como la herencia (tema que deberá estudiar todo aquel que quiere obtener ejemplares de la mejor calidad). Para hacerlo, les recomiendo leer el siguiente libro, el cual se puede obtener a través del internet: "Goldfish Breeding and Genetics", escrito por Joseph Smart y James H. Bundell.

Agradecimientos: a Calico, Gaua y WebSole por contribuir con las imágenes del archivo fotográfico, así como a MANDARINA y Avisai por contribuir con los videos.