= La descripción cuenta con fotografía(s)      [ enfermedades ]

  Edwardsiella (Septicemia)

Esta bacteria es la responsable de ocasionar Septicemia y la enfermedad conocida como hoyo en la cabeza.

  Aeromonas salmonicida

Esta bacteria es la responsable de producir úlceras en los Goldfish.

  Aeromonas hydrophila

Esta bacteria ocasiona septicemia hemorrágica, problemas con la vejiga nadatoria, úlceras, erythdermatitis en las carpas, hemorragias en la piel, pop eye y escamas levantadas (hidropesia). Son numerosas las variedades de aeromonas existentes, por lo cual es muy dificil que algún día se desarrolle una vacuna para evitar estas enfermedades.

  Streptococcus sp

Esta bacteria provoca hemorragias en la piel, pop eye, hinchazón, escamas levantadas (hidropesia), ulceras, y el nado irregular en el pez.

  Pseudomonas

Esta bacteria provoca septicemia, septicemia hemorrágica y úlceras. No es muy común.

  Flexibacter columnaris

Esta bacteria es la responsable de provocar pudedumbre en las aletas, lesiones en la piel, la aparición de "algodón" alrededor de la boca, inflamación de las branquias y úlceras. Contrario a la apariencia del algodón alrededor de la boca, no se trata de un hongo sino de una bacteria.

  Mycobacterium

Esta bacteria es la causante de la tuberculosis en el goldfish. Produce además diversas lesiones interiores, ulceras que no cicatrizan, pop up, pérdida de color y espina deformada. Suele ser incurable.

  Branchiomyces

Afecta la circulación de la sangre en el tejido que compone las branquias del pez. Este muere lentamente, ocasionando la aparición de agujeros en los arcos de las branquias. Este hongo prolifera en aguas con alto contenido de desperdicio orgánico, altos niveles de nitratos, acuarios sobrepoblados, y una alta temperatura del agua. Es contagiosa y termina matando a los peces si no se les medica con prontitud.

Los peces afectados permanecen en la superficie y mueren al cabo de tres días, uno por uno, empezando por los más pequeños. Al examinar las branquias, se puede detectar el tejido muerto y erosionado.

Es fácil de erradicar. El agua fría ayuda a frenar este hongo. El agua fría transporta mayor cantidad de oxígeno, desacelerando el organismo del pez. El incrementar la aeriación es la solución. Asimismo, es necesario optimizar los parámetros del agua y no mantener el acuario sobrepoblado.

  Saprolegnia

Este hongo es externo y cubre el cuerpo del pez. Tiene apariencia algodonosa. Se presenta cuando los goldfish son mantenidos en condiciones que distan de las ideales: malos parámetros del agua y estrés.

Este hongo ocasiona una pérdida de actividad en el pez, pérdida de apetito y debilidad en su nado. Los peces suelen permanecer en el fondo del acuario, letárgicos. Los peces atacados son aquellos con un sistema de inmunidad muy bajo o completamente aniquilado. De no curarse con premura, este hongo termina matando al pez.

También suele atacar las lesiones superficiales de los peces, las cuales pueden original hongos de no mantenerse limpias y desinfectadas.

El remedio consiste en trasladar el pez a un acuario hospital y tratar con azul de metileno a razón de 1 gota por cada 2 litros. Es vital el mejorar los parámetros del agua en el acuario principal.

  Virus IHN
Este virus es muy común en muchas otras especies de peces, sin embargo ha sido reportado en goldfish muy pocas veces. En todos los casos reportados los síntomas fueron los mismos: mostraron falta de actividad y murieron. Las autopsias revelaron lo mismo: blandura y necrosis en el bazo, riñon, pancreas y los intestinos. Casi todos los peces infectados mueren. Este virus solo puede ser detectado con un microscopio de electrones. Hasta el momento no se conoce un tratamiento para erradicarlo.

  Virus Lymphocystis
Aparece como una dermatosis blanca y dura en la piel del pez. Estas erupciones aparecen en el borde de las aletas y también en la piel. Afecta las células epidérmicas, provocando su hinchazón. Al verse bajo un microscopio, las células se ven más grande de lo habitual y de un color ambar.

Se transmite a través de contacto directo del virus con las heridas del pez, la ingestión de partículas del virus, así como por las células afectadas. Se utilizan baños de 6 a 8 horas en acriflavina para erradicar este virus. Se regresa el pez al acuario principal entre un baño y otro. Las heridas adquieren un tono verdoso, lo cual es normal. Al poco tiempo perderan color y desaparecerán.