[ cuidado básico ]

Los peces dorados tienen, en cuanto a la instalación, mantenimiento y cuidado, exigencias distintas que los peces tropicales.

Es aconsejable un acuario grande de más de 100 litros, decorado con arena gruesa y pequeñas piedras. Los peces dorados son nadadores lentos y suelen dañarse con las piedras si éstas presentan alguna zona cortante. El agua debe de estar muy aireada por un difusor de burbujas y bien filtrada, ya que a los peces les encanta hurgar en el fondo y remover todo el sedimento que allí se deposita.

La plantación del acuario no debe de impedir que los peces naden con soltura, y debe de estar formada por especies resistentes de hojas duras, dada la inclinación que tienen estos peces por mordisquear la vegetación.

La temperatura ideal deberá estar entre los 15 y los 22 C. Si se rebasan estos límites los peces pueden llegar a sufrir estrés, y volverse predispuestos a enfermedades.

Los peces dorados son mucho más frágiles que los peces de otras variedades, dados los cuidados especiales que requieren: altos niveles de oxígeno y una dieta balanceada que combine tanto nutrientes vegetales como animales.

Las diez reglas de oro para el cuidado del goldfish:

  1. No alimentar de más. Darles lo que puedan comer en 2 minutos.
  2. No mantenerlos en espacios reducidos. Al menos 35 litros por pez cuando son de tamaño mediano.
  3. No sobrepoblar el acuario. Ver el punto anterior.
  4. Monitorear los parámetros del agua.
  5. No comprar un pez si no estamos dispuestos a cuidar sus necesidades especiales.
  6. Proveer alimento vivo a los peces de vez en cuando.
  7. Buscar ayuda cuando sea necesario.
  8. Realizar cambios de agua del 20% una vez a la semana.
  9. No mantener goldfish con peces tropicales.
  10. De comprar alimento comercial, deberá este ser especial para goldfish, no para peces tropicales.


  1. Iniciarse en este pasatiempo sin haberse documentado bien. Esto da lugar a cometer muchos de los errores que se mencionan en los siguientes puntos.
  2. Comprar un acuario muy chico. Recordemos que cada goldfish adulto requiere de 35 a 40 litros de agua, por lo que se deben evitar los acuarios de 40 litros, cuyo uso es más adecuado para un acuario hospital. Se recomienda iniciarse con un acuario de al menos 100 litros con dos a tres peces en su interior.
  3. Sobrepoblar el acuario. (Ver punto anterior)
  4. Realizar cambios de agua totales cada cierto tiempo. Al hacer esto el acuario pierde las bacterias nitrificantes presentes en el agua encargadas de mantener bajos los niveles de amonia, nitratos y nitritos.. los cuales son tóxicos y dañinos para nuestros peces. [ Leer más ]
  5. Limpieza del acuario inadecuada. Se deben de hacer cambios parciales de un 25% del agua cada semana y sifonear la grava cada 15 dias.
  6. Vaciar el acuario y lavar la urna y grava con agua y jabón. Como ya se mencionó anteriormente, nunca se debe cambiar más del 25% del agua y mucho menos vaciar el acuario y lavarlo con jabón. Los residuos de este detergente quedarán adheridos al acuario y grava, tornándo el agua tóxica.
  7. No realizar mediciones semanales o incluso quincenales de los parámetros del agua: amonia, nitratos, nitritos y pH.
  8. No eliminar el cloro y los metales pesados del agua. No basta con dejar reposando el agua. Este método evapora el cloro mas no elimina los metales pesados ni la clomamina. Es necesario por tanto el emplear acondicionadores para el agua, los cuales se consiguen en cualquier tienda de acuarios.
  9. No desinfectar las plantas antes de añadirlas al acuario. [ Leer más ]
  10. No poner en cuarentena los peces nuevos antes de introducirlos al acuario.
  11. Proporcionarles una dieta 100% seca y no remojar el alimento durante 3 a 5 minutos. [ Leer más ]
  12. Introducir peces no compatibles con el goldfish: escalares (angelfish), guppies, neones, gouramis, bettas, plecos, etc. [ Leer más ]
  13. Medicar el acuario principal con azul de metileno, verde de malaquita. Estos medicamentos son muy fuertes, y así como matan a las bacterias malas, también matan a las bacterias nitrificantes. Es por esta razón que los peces enfermos deben ser medicados en un acuario hospital.
  14. Comprar peces nuevos e introducirlos al acuario sin haberlos aclimatado. [ Leer más ]
  15. No madurar el acuario antes de introducir peces en su interior.
  16. Seguir fervientemente las recomendaciones recibidas de los empleados o dueños de las tiendas de acuarios. En muchos casos, sino es que en la mayoría, estas personas mal aconsejan a los clientes en un intento por incrementar sus ventas. ¿Cuantas personas no han adquirido un acuario de 40 litros con 10 goldfish y un calentador de agua? En otros casos.. no tienen ni la más remota idea sobre ciertos temas (en especial los concernientes a enfermedades) y les es más fácil mal aconsejar a los clientes que el admitir su ignorancia y contestar "no sé, lo mejor será que le preguntes a alguién más".