.


[ artículos ]       

Goldfish y su cuidado - Segunda Parte
Jennifer Wilkinson

En esta ocasión y tal como lo prometí, veremos el cuidado y mantenimiento del goldfish. ¿Debo usar una pecera de bola, un acuario, o un estanque? ¿Qué hay de otros recipientes?

El goldfish alcanza un gran tamaño en su edad adulta y requiere de mucho oxígeno. Se recomienda que se le mantenga en un espacio lo más grande posible. Es cierto que un acuario de 20 a 40 litros puede servir de hogar a 2 o 4 goldfish pequeños por cierto tiempo, sin embargo no alcanzaran su potencial de crecimiento ni serán tan saludables como podrían haber sido.

Si se desea brindarle al goldfish (cualquier variedad) espacio idóneo para su crecimiento, se requiere un mínimo de 75 cm2 de la superficie del acuario por cada 2 cm del pez. Esto equivale a 120 o 200 litros de agua por cada pez. Los estanques son el hogar perfecto para el goldfish. Recuerden que las variedades ornamentales tienen nado más lento que las variedades de una sola aleta caudal, por lo que no deben de mezclarse. También son peces de agua fría por lo que no deben ser mantenidos junto a peces tropicales.

Tengo a 6 ojos de burbuja en un estanque de interiores de 1.2 x 2.7 metros. Este estanque fue construido con madera. El interior se revistió con un hule grueso. Es un estanque de 800 litros de capacidad. Esto permitió alojar a un ojo de burbuja por cada 130 litros de agua. Se empleó además una bomba para estanque y un filtro de caja. La bomba esta conectada a una pequeña fuente que mantiene el agua en suave movimiento. Debemos tener cuidado debido a que las variedades ornamentales no gustan de las corrientes originadas por el filtro o bien hacia el filtro.

También he utilizado albercas para niños. Estas albercas fueron más grandes que mi estanque de interiores. En ellas mantuve a ryukines, telescopios moros y orandas. En una de las albercas para niños añadí un filtro canister interno junto a un filtro de caja exterior. Las otras albercas no contaban con sistema de filtración debido a que contaban con población pequeña de peces y con una abundante cantidad de lirios acuáticos y otras plantas para acuarios.

Los cambios de agua se hacían una vez al mes. Debido a que los goldfish son peces de agua fría, solo debíamos extraer agua de las albercas y el estanque y sustituirla con agua nueva. Por supuesto, se tomaban las medidas necesarias para garantizar que el agua reemplazada fuera de la misma temperatura. Hecho esto, mis goldfish crecieron, maduraron y se reprodujeron de forma regular.

He mantenido dos orandas en un acuario de 270 litros, auxiliado con un filtro canister exterior con una esponja en el filtro de entrada, de tal forma que estos peces algo torpes no sean succionados. El acuario no contaba con ornamentos ni plantas de plástico. Incluso si estos objetos no parecen tener bordes afilados, pueden dañar a los goldfish.

Contenedores más pequeños pueden ser utilizados como acuarios de cuarentena o bien como acuarios provisionales. La idea es que no permanezcan en espacios tan reducidos por un largo periodo de tiempo. Recuerden la importancia del área de la superficie. Un contenedor de baja altura, con una amplia superficie es mejor a un contenedor elevado con una superficie angosta y reducida. Los acuarios angostos y verticales no son apropiados para el goldfish, como tampoco lo son las peceras de bola. También es bueno recordar que algunas de las variedades ornamentales son apreciadas mejor desde arriba.

He llegado incluso a utilizar un recipiente de plástico vendido como caja de arena para gatos, esto fue para poner en cuarentena un ojo de burbuja. El recipiente cumplía con el requerimiento de contar con una amplia área de superficie, a pesar de su escasa profundidad.

He escuchado decir a muchas personas que no podrían mantener goldfish bajo su cuidado debido a que son peces muy sucios. Antes de todo, ¿qué quieren decir con ello?. Supongo que dicen eso porque colocan 4 goldfish ornamentales en un acuario de 40 litros, sobrealimentan, no realizan los cambios de agua y terminan con un acuario sucio. Puedo asegurar que eso los convierte en peces muy sucios. En mi experiencia, si se evita lo mencionado anteriormente, no surgirán problemas. Mi estanque, albercas para niños, acuarios y otros contenedores estuvieron siempre limpios y cristalinos.

Las condiciones ideales del agua en el acuario del goldfish consisten en un pH de 6.8 a 7.6. Pueden sobrevivir en un pH tan alto como 8.0. Prefieren agua moderadamente dura pero pueden vivir en agua de muy suave a muy dura. El envenenamiento por Amonia es muy dañino en el goldfish. Los primeros síntomas consisten en venas rojizas en las aletas. Yo mantengo a mis peces en un pH de 7.5 sin ningún problema.

Los goldfish comerán casi cualquier alimento que les sea administrado. Las hojuelas (flakes) deben ser sumergidas en agua por unos minutos antes de introducirlas al acuario. Los alimentos secos preparados (flakes/pellets) pueden provocar problemas de vejiga nadatoria y el que los peces floten con el abdomen volteado hacia arriba. Los pellets suelen ser un alimento muy común en la dieta del goldfish. Cualquier marca comercial de prestigio es buena. Evito el darles de comer los pellets de mayor tamaño ya que estos también pueden ocasionar problemas en la vejiga del pez. A mis peces de exteriores también les doy de comer lombrices de tierra, moscas de fruta y larvas de mosquito. Muy de vez en cuando los alimento con bloodworm.

En una ocasión (cuando trabajaba en la sección de peces de una tienda de mascotas), atendí a una cliente, quien comentó poseer un acuario de 20 litros y 4 goldfish ornamentales. Encontró otro más ese día y quería comprarlo. Preguntó mi opinión respecto a añadir un pez extra a su acuario. Creí haberla convencido de que su acuario estaba sobrepoblado mientras ella se retiraba. Poco tiempo después regresó, suponiendo quizá que yo me encontraría en otra parte. Debido a que tuvo que dirigirse a mí, afirmó estar convencida de que aún había espacio suficiente en su acuario para un pez más. Así que le vendí el pez que ella escogió y la señora abandonó felizmente el lugar. Tres semanas después al hojear el periódico, noté un acuario usado en venta de 20 litros y me pregunté sino sería el acuario de la señora. Supongo que nunca lo sabré.

Por otro lado, al visitar la casa de una amiga aficionada a la acuariofilia, quedé maravillada al observar sus hermosas carpas koi. Entonces un hermosísimo pez color rojo con blanco capturó mi atención. Ella empezó a reírse de mi expresión, al recordar que el pez de aproximadamente 40 cm de longitud fue un pez cometa de 10 centavos de dolar, el cual utilizó para iniciar su estanque. Este goldfish de aleta caudal sencilla tenía colores más intensos que los de las carpas koi.

Los goldfish pueden ser peces muy hermosos si se les proporcionan los cuidados apropiados: mucho espacio, muchos cambios de agua parciales (especialmente si se les mantiene en espacios reducidos), temperaturas frías y mucha oxigenación (intercambio de aire). El aficionado entonces descubrirá que el goldfish no es más sucio que otros peces. Poseer estos peces representa un rato, de igual sino es que más, que poseer peces tropicales. Otra cosa que debo añadir, el goldfish no es un pez para niños. En muchas tiendas de acuarios me han dicho que no se consiguen goldfish de calidad, ya que muchos goldfish terminan en peceras de bola para niños. Después de todo.. ¿¿cuántos niños de cuatro años de edad pagarían 300 dólares por un goldfish de calidad??

Continuar con la Tercera Parte



Jennifer Wilkinson es miembro de la Calgary Aquarium Society y ha publicado diversos artículos sobre las distintas variedades de goldfish. Pueden visitar el sitio web en la siguiente dirección: calgaryaquariumsociety.com