.


[ artículos ]       

La temperatura del acuario
(mrchopps)

El hobby del acuarismo es mayormente un hobby relacionado al mantenimiento de peces tropicales. La temperatura de la mayoría de los acuarios tropicales es mantenida en los altos 20s ya que la típica recomendación es entre 24º y 25º C. Sin embargo el término "tropical" puede realmente significar temperaturas entre 21º y 29º lo cual es un rango amplio teniendo significativas consecuencias biológicas para los peces.

Los Goldfish son peces de aguas frías pero se desenvuelven mejor entre los 15 Cº y 18 Cº, no la pasan muy bien cuando la temperatura ronda los 10º y mucho aun cuando baja de los 5 Cº. Esto también aplica a las carpas Koi. Muchos acuaristas piensan que la compatibilidad entre peces se basa en la armonía y sana convivencia entre una especie y otra, pero compatibilidad también incluye otro importante factor: la temperatura. Por ejemplo colocando corydoras junto con Discos puede parecer una combinación genial y lo es en términos de compatibilidad de comportamiento. Pero, muchas especies de corydoras están mas cómodas a temperaturas que ronden los 20º, similares a las que existen en los riachuelos donde habitan en la cuenca del Amazonas, mientras que los Discos provienen típicamente de aguas mas calientes de la Amazonia y se desenvuelven mejor cerca de los 28 Cº.

La temperatura del agua y en particular, los cambios de temperatura suelen ser críticos en la reproducción de ciertas especies. Los procesos de algunas enfermedades comunes en peces dependen también de la temperatura. Mientras que regular la temperatura en un acuario puede parecer simple y obvio, hay mucho más en ello de lo que aparenta. Repasemos algunos puntos.

TEMPERATURA EN EL HABITAT NATURAL

Cada especie de peces tiene un rango de temperatura preferido mas no una necesidad de un valor especifico. Algunos peces poseen un amplio rango debido a que son encontrados en una diversidad de habitats que varían en los extremos de temperatura. Dichos peces tienden a ser más resistentes simplemente por ser capaces de adaptarse a un extenso rango de temperaturas. Otras especies son únicamente encontradas en habitats específicos teniendo un estrechísimo rango de temperaturas constante durante todo el año.

Estos peces se desenvuelven mejor si son mantenidos dentro de su rango específico. Esto significa que cuando combinamos peces de distintos habitats (e inclusive distintos continentes), se pueden accidentalmente escoger especies que comparten el mismo rango de temperatura, pero lo mas seguro es que terminemos con especies de diferentes rangos que compartan una misma temperatura en algún momento. Dada esta situación, cualquiera que fuere la temperatura escogida en el termo calentador debe ser una que compartan la mayoría de los ocupantes del acuario.

Los problemas suelen ocurrir cuando la temperatura que escogemos se encuentra en el nivel superior del rango de algunas especies y en el nivel inferior de otras. Cuando la calidad del agua es excelente, la dieta es balanceada y los peces no están bajo estrés, rápidamente aceptan temperaturas por debajo de lo ideal sin ningún problema. Pero en muchos tanques los peces son sujetos a una mala calidad de agua, dietas pobremente balanceadas e incompatibilidad de comportamiento entre compañeros de acuario.

Estos peces son menos capacitados para afrontar las temperaturas del agua en el límite o pasado el límite de su rango normal, sumándose al estrés. Si se tienen dificultades con una o dos especies en un acuario donde el resto de los ocupantes la pasa bien, convendría averiguar en que nivel se encuentran en términos de sus rangos preferidos versus la temperatura del acuario. El problema puede deberse a una dieta inadecuada u bien a otros factores, como son la temperatura del agua.

EL FACTOR METABOLISMO

Un factor fisiológico vital para los peces es el metabolismo, y el ritmo del metabolismo es determinado ampliamente por la temperatura del agua ya que la temperatura interna del pez es igual a la temperatura externa (del agua). El agua más caliente acelera el ritmo de la digestión y otros procesos biológicos. Esto ocasiona que el pez llegue a la adultez mas rápido, pero también acorta su periodo de vida. Este efecto varía según la especie pero tiene un mayor impacto en aquellas que poseen una expectativa de vida corta, tales como los guppys. Otros procesos como la eclosión de huevos y desarrollo de los alevines también se ven alterados por una temperatura del agua más elevada. El ratio entre hembras y machos puede cambiar por un incremento o un descenso de la temperatura. Mientras que un alza ligera en la temperatura no dañara los huevos, un incremento excesivo puede tener efectos negativos sobre ellos.

Las enfermedades como el ICH - en la que hay varias fases en el curso del ciclo de infestación - puede ser tratada más efectivamente cuando la temperatura del agua es elevada ya que el espacio de cada fase es acortado al aumentar el calor. El aumentar la temperatura del también puede acarrear condiciones negativas en los peces, por lo que debemos tener esto muy en cuenta antes de actuar.

CUESTIONES DE AEREACION

Durante el verano, a no ser que el acuario se encuentre en una habitación que cuente con sistema de aire acondicionado, la temperatura del agua se elevara muy por arriba de lo que solemos mantenerla. Este es un problema grave para los que mantienen acuarios de arrecife ya que causa decoloración de coral entre otras cosas.

En un tanque con peces, el problema esta en la cantidad de oxigeno disuelto en el agua. Mientras la temperatura del agua sube, la cantidad de oxigeno disuelto en la misma disminuye en proporción inversa. En un tanque sobre poblado con mínima o nula aireación, eso puede llevar a insuficiencia de oxigeno en el agua lo que a su vez se torna en estrés físico significativo para los peces. Recordemos que los índices de respiración y metabolismo suben a la par con la temperatura a la vez que las concentraciones de oxígeno van en la dirección opuesta.

Un aumento en la respiración y el metabolismo genera mayor demanda de oxigeno en el agua. SI tus peces están "colgados" cerca de la superficie del agua, no están recibiendo suficiente oxigeno del agua y se han colocado en el lugar del tanque donde las concentraciones son mayores: la superficie. Se puede incrementar la aireación usando piedras difusoras que agiten la superficie del agua para maximizar el intercambio gaseoso, mientras que aumentando la circulación de agua por todo el tanque asegura el abastecimiento de agua rica en oxigeno por todo el acuario. Incluso para peces que prefieren temperaturas alrededor de los 26 Cº, la falta de oxígeno causara estrés si el acuario esta sobre poblado y la temperatura va en aumento. Si te es imposible aumentar la aireación o mantener la temperatura del agua en niveles óptimos lo más recomendable es retirar algunos peces del acuario por su propio bien y el de sus compañeros. Los que mantienen marinos y poseen un presupuesto abultado pueden conseguir chillers para nivelar las temperaturas, pero para aquellos que no podemos darnos el gusto de estos aparatos ni del consecuente costo del servicio (electricidad); reducir el numero de peces e incrementar la aireación son la única opción.

VARIACIONES EN LA TEMPERATURA

La circulación del agua es un tópico ampliamente tratado en libros y artículos sobre acuariofilia, esto con el fin de evitar las variaciones de temperatura dentro del acuario. La razón de esto es que los peces enferman cuando experimentan cambios bruscos de temperatura, particularmente de agua tibia a agua fría. Un descenso vertiginoso vuelve a los peces más susceptibles a contraer ich, entre otras enfermedades.

Cualquiera que haya observado peces en su hábitat natural habrá notado que los peces nadan de áreas calentadas por el sol a aquellas bajo sombra donde la temperatura es muchos grados menor. Ellos no sufren ningún impacto negativo al hacer esto en directa contradicción a lo que uno esta instruido por la literatura acuaristica. La respuesta es simple, los peces salvajes no están apiñados en un tanque limitado, no sufren de sobrepoblación, no tienen una pobre calidad del agua, ni alimentación deficiente. Ellos están en un ambiente saludable y por lo tanto no sufren al con estas variaciones de temperatura. He aquí el porque peces en cautiverio que reciben cuidado excelente en un bien manejado acuario raramente o nunca se enferman y no se ven afectados por inoportunos cortes de electricidad que paren la filtración y la calefacción.

Algunos peces tropicales solamente se reproducen cuando ocurre una caída brusca en la temperatura. Estos cambios son el resultado de las lluvias frías de primavera o inundaciones que crean gran afluencia de agua más fría. La baja de temperatura dispara la reproducción en un momento donde hay abundancia de alimento para padres y alevines. De nuevo, estos peces no sufren ningún problema por el cambio de temperatura. Es mas, muchos criadores simulan este enfriamiento en el acuario para recrear las mismas condiciones de agua e inducir la reproducción de sus peces.

La variación de temperatura del agua por unos grados en el acuario no debería ser de gran preocupación si nuestros peces están bien cuidados y saludables. Es también normal que el agua más fría se asiente en el fondo del acuario pero un sistema de circulación que provea agua bien oxigenada por todo el acuario minimizara este efecto. Si tus peces se enferman por una baja de un par de grados en la temperatura probablemente hay otros aspectos que deben tomarse en cuenta.

TIPS SOBRE TEMPERATURA

Mi primera sugerencia es hacer un listado de las temperaturas preferidas por los peces que mantienes o los que piensas mantener. Las preferencias son realmente los rangos de temperatura en los cuales se encuentran en estado salvaje o natural. Hay que tener en cuenta que estos rangos son importantes y afectaran la manera en que armemos el acuario.

Si queremos peces que nunca se encuentran en aguas mas tibias a los 23 Cº, entonces busca compañeros de acuario que compartan el mismo rango de temperatura. Dado que la mayoría de las habitaciones se encuentra generalmente entre los 16º y 22 º. EL mayor reto para muchos consiste en evitar las altas temperaturas en los acuarios durante el verano. De no poder reducir la temperatura, una población austera y una aireación vigorosa son las mejores maneras de compensar el mantener peces a temperaturas mayores a las ideales.

Algunos peces pueden vivir (o sobrevivir) a menores temperaturas a las que se encuentran en estado natural, pero nunca veremos lo mejor de ellos debido a que su proceso biológico opera óptimamente en temperaturas más elevadas.

El tener en cuenta estos detalles es lo que separa a los verdaderos aficionados de los que simplemente evitan que los peces mueran, sin importarles su calidad de vida.